Municipalidad de Curicó realiza estudio del estado de los árboles de la plaza

  • A petición del alcalde Javier Muñoz. Contrató empresa experta que con instrumentos especiales alemanes realizan el análisis de los robles americanos que tienen más de cien años de antigüedad.

Una de las plazas más lindas de Chile, tiene árboles de más de cien años, que si bien son hermosos y contribuyen al cuidado medio ambiental, también significan un riesgo para los miles de transeúntes que cada día pasan por el lugar. Es por esto que el alcalde Javier Muñoz solicitó a la dirección de aseo y ornato encargar a un organismo especializado un estudio de la situación del arbolado en la plaza.

Durante toda la mañana trabajó personal de la empresa LOGChile con un instrumento especializado denominado resistógrafo, que permite medir densidad y el estado fitosanitario de los árboles.

Al respecto el director de aseo y ornato Pedro Alamiro Gamboa dijo que “la idea es tomar la mayor cantidad de árboles  aquí en la plaza, ello porque hemos tenido algunos accidentes  ya que algunas especies se han ido desganchando, lo que es natural, ya que al árbol es un ser vivo que nace, crece y muere, entonces de acuerdo a lo que hemos podido analizar con el equipo de Aseo y Ornato haciendo una poda verde para evitar los accidentes”.

“Ellos (la empresa) están haciendo la medición y después nos van a dar un informe de estos resultados y de esos resultados nosotros vamos a  tomar decisiones y si efectivamente hay que  eliminar un árbol o rebajar la copa para que el árbol quede alivianado y así  no hayan accidentes. Este informe emanado de expertos nos va a dar las líneas de acción  y si es necesario eliminar un árbol lo vamos a tener que hacer, dictar un decreto y hacer todo el procedimiento, ello porque primero es la seguridad de las personas, ahora hay que dejar claro que cuando nosotros eliminamos, de inmediatamente hacemos la mirada de reforestación ya que nosotros tenemos el mismo  roble americano que lo hemos trabajado y que lo tenemos en nuestro vivero municipal y  también puede ser con árboles autóctonos, como el Quillay y el Peumo”, enfatizó.

La plaza tiene árboles con más de 110 años de vida. De acuerdo a la ficha técnica  del roble americano por ejemplo, cuando es un árbol nativo  vive aproximadamente 500 años y cuando es introducido como el caso de los que tenemos en Curicó,  pueden durar entre 100 y 150 años.

Eduardo Vargas, gerente comercial de la empresa LogChile, expertos en testeo y diagnóstico de la calidad de la madera viva y estructural con tecnología alemana de vanguardia, señaló que estudiaron 26 árboles de la plaza y que la próxima semana podrían emitir un informe final.

“Este equipo en sí inserta una pequeña broca muy fina dentro del árbol, es comuna una aguja, lo que se llama “Ensayo no invasivo” que detecta la sanidad interna de la madera, la resistencia mecánica que le pone la madera  al ingreso de esta broca o aguja, es lo que queda reflejado en gráficas dentro del equipo. Esto significa que cuando las gráficas están altas, la medara está sana y cuando la madera esta blanda, podrida, las curvas bajan y  naturalmente cuando hay cavidades o huecos la curva se va hacia abajo, entonces en función de los diámetros se detecta la sanidad del árbol, después de analizan las curvas y se determina en qué estado está el árbol en las zonas de raíces”, dijo.

Explicó que con este análisis se puede determinar de acuerdo a la sanidad del árbol, que puede hacerse un manejo del follaje, rebaje de cortes de ganchos o si el árbol está internamente muy deteriorado, es necesario eliminarlo y plantar una nueva especie.

“El objetivo de nuestros trabajo es hacer una recomendación, primero del estado del árbol y segundo una recomendación de que hacer o de cómo actuar en función de su ubicación, de su estado,  de su altura, de su follaje, pero lo más importantes que muchas veces los árboles están en mal estado y  nuestra recomendación es drástica  y esto es porque aquí hay riesgos de daños personales y materiales. Hay que agregar que nos pasa mucho que  árbol esta aparentemente bueno por fuera pero que por dentro está hueco y a veces al revés, el árbol se ve caído, se ve mal y en general esta bien”, explicó Eduardo Vargas.

La próxima semana junto al alcalde Javier Muñoz, la empresa estaría dando a conocer los resultados de este estudio, que fue posible realizarlo con recursos municipales a través de la Corporación de Fomento Productivo.