“Los Emilianos” y “Los 14” recibieron las llaves de sus casas propias

  • Las casi 300 familias tuvieron que esperar hasta 13 años para llegar a este esperado día. Con el apoyo del alcalde de Curicó, Javier Muñoz, pudieron encontrar una solución habitacional definitiva y ahora comienzarán a vivir una nueva etapa en comunidad.

Con mucha emoción y alegría, las familias del grupo habitacional “Los Emilianos” y “Los 14” de Santa Fe, recibieron este viernes las llaves de la tan esperada casas propias. Un sueño por el que muchos tuvieron que batallar incluso por más de 10 años, para que junto a las autoridades, especialmente al alcalde Javier Muñoz, pudieran destrabar las problemáticas que iban surgiendo y que hacían ver muy lejana la concreción de este anhelado proyecto habitacional.

En el núcleo de la nueva villa ubicada en el sector de los Valles de Santa Fe, se realizó la ceremonia de entrega de llaves por parte del Ministerio de Vivienda y Urbanismo. Uno de los más destacados por los mismos propietarios fue el jefe comunal, quien de acuerdo con las presidentas de cada grupo, fue un agente fundamental para encontrar las soluciones y avanzar en la consecución del objetivo final.

También, Asistieron parlamentarios, los concejales Javier Ahumada y Francisco Sanz, consejeros regionales, el seremi de Vivienda Gonzalo Montero y el jefe comunal.

“Es un momento muy emotivo porque esto ya no es un sueño, es una realidad. Después de un largo camino pedregoso, con rocas y obstáculos que en conjunto tuvimos que ir sorteando, de verdad ha sido un camino muy complicado, yo no recuerdo un grupo habitacional que haya tenido tanta dificultad y tantos problemas para poder avanzar como este grupo, de hecho el proyecto tardó más de 10 años”, comentó el alcalde Javier Muñoz.

La autoridad comunal recordó algunas de las acciones y gestiones que tuvieron que hacer para encontrar el camino indicado hacia el objetivo final, pero también reveló que hoy comienza otra fase, la de hacer vida en comunidad y para eso las familias cuentan con todo el apoyo.

 “Hoy día estamos en la etapa de la entrega de llaves. Hay muchas emociones encontradas, muchas reuniones de por medio en Talca, Santiago, con diferentes ministros e incluso de diferentes gobiernos para poder destrabar esto y bueno, hoy día ya están las llaves en poder de las familias, estamos muy contentos por ellos, muy comprometido y tenemos que seguir trabajando porque esto no para con la entrega de las viviendas. Hoy iniciamos una nueva etapa en la cual tenemos que empezar a construir un barrio, ayudarlos a organizarse y constituir la junta de vecinos, ver qué otras problemáticas debemos seguir trabajando y nuestro compromiso es seguir trabajando con esta y todas nuestras comunidades de Curicó”, expresó.

 ALEGRÍA FAMILIAR

“Contensísima de que por fin ha llegado este día tan anhelado, esperado después de tanta peregrinación, autoridades, gestiones, muchas veces desilusiones, pero como decía el señor alcalde ha sido el grupo con más trabas y más problemas que ha habido, pero eso también nos hace un ícono de que con perseverancia, constancia, con fe y esperanza esto se logra, nuestras llaves. Y ver para mí, en especial mi grupo que son 96 personas (Emiliano 2) contentas hasta las lágrimas de emoción eso me llena de satisfacción”, dijo la presidenta, Patricia Morales Gajardo.

Otra de las dirigentes que manifestó su alegría y agradecimiento por llegar a esta esperada etapa de sus vidas fue Carla Quiroz, presienta del grupo habitacional “Los 14”. Ella señaló que es tiempo de disfrutar el momento que están viviendo, luego de muchos años donde pasaron más penas que alegrías.

“Por fin llegó el día después de tantos años, después de haber luchado tanto por las adversidades por casi ocho años o más, por fin podemos tener nuestras llaves y toda la familia está muy contenta, estamos felices”, enfatizó.

Asimismo, reconoció que “don Javier (Muñoz) durante todos estos años siempre estuvo presente, nunca nos dejó solos, siempre a última hora de la noche él estaba ahí para respondernos, al otro día para apoyarnos y gestionar, generar los lazos para que todo este proceso saliera adelante, así que estamos muy agradecidas de él”.

Nataly Cáceres, presidenta del grupo habitacional “Los Emilianos 3”, en evidente estado de emoción recordó a quienes comenzaron a empujar este barco desde hace aproximadamente 13 años para que llegara a buen puerto, pero lamentablemente con el paso de los años fallecieron sin recibir esta deseada noticia.

“Feliz, muy emocionada, de hecho hoy día me las he llorado todas. Fue un largo proceso para todas las familias. Dejamos muchas personas en el camino, se nos murieron varios socios porque mi grupo mayoritariamente es de adulto mayor. Fue difícil, pero por lo menos es un logro, ya estamos en la entrega de nuestras viviendas y este es el fin de este gran paso que estamos dando. Nosotros tuvimos harto apoyo por parte del alcalde, él nos tomó casi desde un principio, nos apoyó, nos acompañó a Talca, fue un largo recorrido”, reiteró.

Construyendo hogar

Los cerca de 300 beneficiarios que componen esta nueva villa en Curicó provienen de la comuna y sectores aledaños como Sarmiento, Tutuquen, Teno y Rauco, entre otras. Cuando se conformaron como grupo entre el 2011 y 2013, muchas de estas familias estaban en situación de allegados o de arrendatarios y en promedio llevan 10 años esperando una solución habitacional, pero a contar de ahora, con la entrega de sus viviendas, ellos comenzarán a construir su propio hogar, dijo el seremi de vivienda, Gonzalo Montero.

“Cuando ustedes empezaron en 2011 o en 2013 algunos, no ajeno de piedras como decía el alcalde, trae buenos resultados. Cuando uno le pone “ñeque”, cuando uno tiene fe, Dios te acompaña y entrega estos resultados. Resultados preciosos, como estas viviendas con parques, con juegos para los niños, con calles bien confeccionadas donde van a poder transitar tranquilos, en donde van a poder comenzar a construir un hogar. Esa vida errante, de estar arrendando con lucas que no se tienen, pasando malas caras de repente porque uno les va a pegar en la pera a un familiar, porque quien no tiene las lucas para arrendar tenía que ir donde un familiar y poner caras, pero ahora podrán vivir tranquilos”, aseguró.