Curicanos podrán reciclar aceite de cocina usado en la cercanía de sus casas

  • La municipalidad en convenio con la empresa PEUMA Spa. instaló seis nuevos puntos de acopio para este elemento de uso diario a fin de evitar la contaminación del agua y generar conciencia en los curicanos de la importancia de su reciclaje.

Además de ser un potente contaminante de las aguas urbanas, verter el aceite comestible usado en el lavaplatos o en el inodoro puede generar efectos nocivos para los humanos y también, provocar daños a las cañerías de las viviendas, ya que facilita la obstrucción de conductos y la proliferación de colonias de roedores e insectos.

Para evitar que esto ocurra y afecte la biodiversidad, la Municipalidad de Curicó a través de su dirección de Gestión Ambiental y Territorio, por indicación del alcalde Javier Muñoz ha promovido la instalación de puntos de reciclaje para este elemento de uso diario a fin de que la comunidad tome conciencia de la importancia de su correcto reciclaje dijo Carolina Marín, directora de Medio Ambiente.

“Es una iniciativa súper importante de extender y de acercar a la comunidad porque 1 litro de aceite contamina mil litros de agua. Frente a una escasez hídrica que nos afecta como país y como comuna, sin duda es tremendamente responsable cuidar el agua que existe y a partir de ello dar la opción a las familias de que la disposición final correcta que requiere el aceite doméstico se acerque a su sector” indicó.

La profesional comentó que esta semana se instalaron seis nuevos puntos de acopio de aceite en diversos sectores de la comuna previa solicitud de las juntas de vecinos.

“Tratamos de ir equiparando la distribución de contenedores y efectivamente la instalación de estos seis puntos fue bajo el convenio que mantiene el municipio con la empresa local PEUMA y que permite acercar este tipo de contenedor a Don Sebastián de Rauquén, al sector El Boldo, a la población Mataquito, a la villa Víctor Domingo Silva, que son requerimiento que ya la comunidad a través de su junta de vecinos nos habían planteado anteriormente, pero que por capacidad de la empresa no habíamos tenido la oportunidad de instalarlo. Hoy día esto se expande, damos la opción de que la comunidad se acerque a los contenedores y también seguir reforzando el compromiso desde el municipio”.

¿Cómo y dónde se recicla?

La forma correcta de reciclar el aceite domiciliario en estos puntos de acopio es a través de botellas plásticas y no a granel, para evitar el derrame del contenido en el lugar, dijo Carolina Marín.

“La forma de trabajo de las empresa gestora, permite que el aceite una vez frío lo deposites en una botella o en un bidón, bien tapado, y se deposita con todo en el contendor. Este no es un acopio a granel porque en definitiva se nos genera una externalidad de derrame en el sector, por ende, insistir en que el aceite una vez frío lo tienes que vaciar a un recipiente que con tapa, lo dejas al interior del contenedor”, explicó.

Los nuevos puntos de reciclaje están ubicados en:

  • Villa Don Sebastián de Rauquén (Av. Ámsterdam con Montevideo).
  • Villa Santa Ana del Boldo (calle Volcán Llaima con Volcán Antuco).
  • Villa Don Rodrigo (calle las Araucarias con calle Coigüe).
  • Villa el Boldo, (calle los Molles, al final de Villa Don Rodrigo).
  • Población Mataquito (calle Alberto Mozo, frente al gimnasio).
  • Villa Víctor Domingo Silva, (calle Joaquín Edwards Bello con pasaje 4).

Actualmente, la Municipalidad de Curicó continúa en el proceso de identificación de residuos y en la búsqueda de disposiciones finales correctas para todos los tipos de residuos, ya sea a través de convenios o directamente con empresa que en la mayoría de los casos no son locales, ya que hay muchos residuos que no han sido abordados por el municipio porque no existe la capacidad local ni regional para tratarlos.

La línea del reciclaje va encaminada a seguir el trabajo con nuevos residuos como el textil, los neumáticos (producto prioritario de la Ley REP) y reforzar en el corto plazo las capacitaciones en educación ambiental con el comercio local y la comunidad curicana.