Municipio curicano y Copefrut promueven la inclusión laboral de jóvenes con discapacidad y cuidadores

  • Alianza público – privada. Más de 100 personas fueron capacitadas en embalaje de cerezas y ahora son colaboradores activos de la empresa frutícola.

Las oportunidades laborales para personas con discapacidad muchas veces son lejanas o cuestan mucho conseguir, por lo mismo, la Municipalidad de Curicó a través de la oficina de la Discapacidad en alianza con Copefrut, invitaron a diversas organizaciones de la comuna, que trabajan con personas con discapacidad, a inscribirse y participar de capacitaciones para integrarse al mercado laboral.

La invitación fue bien recibida por 103 personas, entre personas en situación de discapacidad y cuidadores, pertenecientes a instituciones como Colegio de María, INESCU, CEIC, UNPADE, Rostros Nuevos y el Centro Comunitario de la oficina de la Discapacidad. Ellos recibieron capacitación en la confección de embalaje para cerezas, también conocidas como guagüitas, por lo que desde hoy ellos ya son colaboradores activos de esta empresa curicana, lo que fue valorado por el alcalde Javier Muñoz.

“Queremos agradecer a Copefrut la posibilidad que nos brinda de articular con instituciones como esta fundación, “Hijos de María”, con el CEIC o con otros establecimientos que trabajan por la inclusión, brindado oportunidades laborales porque -en el fondo- se nos hace muy difícil encontrar empresas que están disponibles para abrir puertas como en esta oportunidad lo ha hecho Copefrut, así que hacemos un llamado a otras empresas a que abran algunas posibilidades laborales para el mundo de la inclusión. Así que contentos por los chicos y chicas que van a tener esta posibilidad, además en una producción de cerezas que llega a todo el mundo y el trabajo de estos chicos va a llegar a todo el mundo”, afirmó.

Trabajo en casa

Esta oportunidad laboral que entrega Copefrut ayudará a que los jóvenes y adultos puedan trabajar desde sus casas o establecimientos, sin tener que desplazarse hacia el packing. María José Castillo, gerente de abastecimiento de la empresa, comentó que de esta forma las personas colaboran activamente con el proceso de producción y exportación de la fruta.

“Estamos en esta actividad que pretende llevar los recursos que genera la cereza a lugares donde sería difícil que llegaran porque para las personas con necesidades especiales sería difícil estar en el packing nuestro, pero si nosotros traemos el trabajo hacia sus lugares es más fácil y pueden ser un aporte para que nuestras cerezas viajen al resto del mundo”, sostuvo.

Algunos de los jóvenes que accedieron a esta alianza pertenecen a la Fundación Hijos de María, su presidenta Sonia Gajardo Jaramillo, dijo sentirse orgullosa de recibir esta oportunidad que entrega Copefrut y el municipio curicano.

“Hoy día estamos celebrando una iniciativa muy importante para nosotros, ya que la empresa Copefrut ha elegido esta vez a la discapacidad para poder embalar unas bolsas llamadas guagüitas, que van con las cerezas hacia el extranjero y nuestros jóvenes han sido uno de los beneficiarios junto a otras instituciones para hacer el embalaje, así que nos sentimos muy orgullosos y agradecidos por esta forma de incluir que es la que nosotros siempre solicitamos. No pedimos beneficiencia, siempre pedimos oportunidad laboral para nuestros jóvenes”, dijo.

La ceremonia de inicio del proceso inclusivo laboral de estos jóvenes y cuidadores se realizó en dependencia de la Fundación Hijos de María y contó con la participación del alcalde Javier Muñoz y de los concejales Ivette Cheyre, Patricio Bustamante y Francisco Sanz. También de profesionales de la oficina de la Discapacidad del municipio, representantes de la empresa frutícola Copefrut y beneficiados con esta alianza público – privada.